×
Portal de Turismo - Ayuntamiento de Corvera de Toranzo
Rutas RUTAS Patrimonio PATRIMONIO Mapas MAPAS Catálogos CATÁLOGOS
Ruta CHurrón de Borleña
Partiendo de la localidad de Borleña discurre una ruta que, a pesar de su facilidad, permite conocer un extraordinario y singular patrimonio natural que abarca dos hábitats de interés comunitario, incluidos en la Directiva Hábitats de la Unión Europea y que constituyeron la base para la definición de la Red Natura 2000.
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
El recorrido parte del aparcamiento situado junto al Parque de Borleña, lugar apropiado para estacionar el vehículo y comenzar a pie. Su acceso se encuentra en el cruce de la N-623, a la altura del propio núcleo de Borleña. Desde el aparcamiento, se recorre un pequeño túnel por el que discurre encauzado el Arroyo La Llana, tributario del Río Pas, salvando así el cruce de la Carretera Nacional. Se continúa por la localidad de Borleña dejando atrás el restaurante y hotel del mismo nombre para, poco más adelante, tomar un primer desvío hacia la derecha a través de un puente de piedra que lleva hasta la bolera. Se atraviesa la localidad de Borleña, hasta alcanzar un pilón y un lavadero restaurado, testigos de las costumbres de los pueblos ribereños del Valle del Pas.
Siguiendo el trayecto, se puede observar un edificio con unas piedras de molino talladas, apoyadas sobre su estructura, las cuales ayudarán a orientarse pues, en ese punto, se debe tomar el camino de la izquierda para pasear de manera paralela al arroyo. Más adelante, nos encontramos con una bifurcación, donde debemos ignorar el desvío de la izquierda y continuar recto. Unos metros adelante, nos encontraremos con una finca y casa particular, donde tomamos el camino de la derecha a través de un pequeño puente. En este punto, el bosque se vuelve denso y comienza el paseo hasta el Churrón de Borleña.
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
Ruta CHurrón de Borleña
El primer elemento de relevancia es el bosque de ribera asociado al Arroyo La Llana, el cual se encuentra en un óptimo estado de conservación. Los bosques de ribera son bosques caducifolios (aquellos cuyas especies pierden su follaje en invierno) que crecen a ambos lados de los cursos fluviales sobre suelos húmedos y que conforman formaciones boscosas de carácter cerrado y umbroso. Las principales especies arbóreas son el aliso (Algus glutinosa), especie dominante, y el fresno (Fraxinus excelsior), ambas muy cercanas siempre al cauce del río debido a su alto requerimiento hídrico. Junto a ellos hay que destacar la presencia de algunos olmos (Ulmus glabra), robles (Quercus robur) y castaños (Castanea sativa).

El estrato arbustivo está dominado por especies de la vegetación atlántica, como el avellano (Corylus avellana).
Aparece también el espino albar (Crataegus monogyna) fácilmente reconocible por sus hojas lobuladas y sus floraciones de primavera en ramilletes blancos, el cornejo (Cornus sanguinea) diferenciable por el rojizo de sus ramas y el rusco (Ruscus aculeatus) también conocido como acebo menor o acebo pequeño por su parecido con dicha especie. El estrato vegetal inferior está conformado por especies altamente adaptadas a la humedad y a la falta de luz solar, destacando el helecho macho (Dryopteris filix-max), lianas o plantas trepadoras como la hiedra (Hedera hélix), la madreselva (Lonicera caprifolium) o la zarzaparrilla (Smilax aspera) o musgos localizados sobre grandes piedras, troncos caídos o raíces salientes donde destaca el Sphagnum o musgo de turbera. Estos bosques ocupaban los mejores suelos del territorio de Cantabria, por lo que han sido desplazados masivamente de su hábitat natural para implantar cultivos, sufriendo una regresión a lo largo del tiempo.
Cascada Churrón de Borleña
Cascada Churrón de Borleña
La cascada del Churrón de Borleña permite conocer un fenómeno natural que raramente se puede observar en lugares tan accesibles como éste: las formaciones tobáceas. Geológicamente, la mayor parte del municipio de Corvera de Toranzo está compuesto por roca caliza (formada mayoritariamente por carbonato cálcico, CACO3), que se disuelve por la acción del agua y el anhídrido carbónico presente en la atmósfera, produciendo formas del relieve muy típicas conocidas como formaciones kársticas. Cuando el agua de lluvia entra en contacto con la roca, a la vez que la disuelve se infiltra en ella.
Posteriormente, circula subterráneamente conformando extensas galerías, cargándose de dióxido de carbono (CO2) por contacto directo de la roca, producido por la acción biológica de los vegetales existentes, hasta que salen a la superficie en forma de cascada (conocidos como churrones). Cuando el agua se precipita, se desgasifica (pierde CO2), volviéndose sólida al entrar en contacto con los vegetales (principalmente musgos) presentes en la cascada y, con el tiempo, crea una roca sedimentaria dura y porosa, conocida como toba y que tradicionalmente ha sido explotada realizar varios tipos de construcciones. Además, durante la senda encontraremos a nuestra izquierda un hoyo muy visible en el suelo. Se trata de una antigua hoya carbonera, donde antaño se realizaban las combustiones controladas de madera para obtener el preciado carbón vegetal.

OTRAS RUTAS Y SENDEROS